PROYECTOS LOCALIZADOS

Condiciones laborales en Fiji

República de Fiji Ficha por: Varios

La República Fiji (Islas Fiji) es famosa por sus playas de arena blanca, aguas cristalinas, palmeras, sol y caras sonrientes. Es la imagen que la nueva línea aérea nacional de la isla, Fiji Airways, presenta.

Pero detrás de la belleza de la isla se encuentra una realidad mucho más oscura. Bajo la dictadura militar del comodoro Frank Bainimarama, ha habido poco sol para los trabajadores de Fiji y sus comunidades.

Desde que tomó el control del país en 2006, el régimen ha despojado a los trabajadores de sus salarios y derechos laborales, la libertad de expresión ha sido limitada, y la Constitución del país y la Carta de Derechos ha sido derogada.

Más del 60% de los asalariados en Fiji vive por debajo del umbral de pobreza, mientras que el costo de vida se ha disparado. Los trabajadores de los hoteles ganan menos de $ 3 por hora. La mayoría de los salarios están entre el 15% y 30% por debajo del lindar de pobreza. El derecho a reunión también ha sido negado y actualmente no está permitido formar grupos de tres o más personas sin permiso. Las actividades sindicales básicas, incluida la negociación colectiva, ha sido prohibida en muchos sectores. La independencia del poder judicial se ha visto socavada. No hay protección salarial y las condiciones mínimas en el sector público pueden se rmidificadas sin consulta previa. Se niegan los derechos fundamentales a los trabajadores de los sectores privados clave. Los sindicalistas, periodistas y activistas de derechos humanos han sido amenazados y asaltados por el régimen. Las voces de los activistas de derechos humanos y sindicalistas, han sido eliminadas en base a por cargos falsos en los tribunales.

El régimen de Comodoro Frank Bainimarama se basa en el dólar turístico. Casi 700.000 personas visitaron Fiji en 2011 (y  casi tres cuartas partes de esas visitas eran para unas vacaciones).

 

———-

Actualizado: 31.05.2013

LOCALIZACIÓN

MULTIMEDIA

Condiciones laborales en Fiji

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *