Archivos para la etiqueta: Lobos Marinos

Ballenas Franca Austral y Lobos Marinos en la Patagonia Argentina

La Península Valdés en la provincia de Chubut (Argentina) es el área de reproducción y cría de una de las poblaciones más grandes existentes en el mundo de ballenas franca austral. Cada año alrededor de 1.000 ballenas francas llegan para tener sus crías, alimentarlas y cuidarlas en las aguas cálidas y protegidas de la zona. Desde el mes de abril, comienzan a llegar los primeros individuos. En mayo se producen los primeros nacimientos. Los cuidados iniciales son de gran importancia por lo que con crías tan pequeñas, las madres se mantienen muy cerca de la costa y casi en forma permanente en la superficie. Iniciado el  mes de julio es posible observar los comportamientos de cópula y para agosto ya han nacido la mayoría de los ballenatos de la temporada. Septiembre y octubre es el momento en se concentra el mayor número de individuos y a partir de allí  inician su larga travesía hacia las áreas de alimentación.  Diciembre es el mes en que  los últimos ejemplares abandonan el área.

La ballena Franca Austral esta en peligro de extinción, su principal amenaza fueron los cazadores. Para revertir esta situación el gobierno la declaró como Monumento Natural en 1984, logrando otorgarle la mayor protección posible.

Por otra parte, se encuentran los lobos marinos, en otoño, invierno y gran parte de la primavera se encuentran en sus colonias habituales: Punta Alt, Punta Loma;  pero para la época reproductiva se concentran en Punta Piramide, los machos adultos y las hembras, los juveniles se pueden ver en las colonias no reproductivas.

Estas dos especies de mamíferos se caracterizan por no ser agresivas, al contrario, son amigables con las personas. Las poblaciones costeras de la Patagonia han aprovechado este recurso para explotarlo turisticamente.

Península Valdés es uno de los lugares del mundo donde las ballenas permanecen casi todo el tiempo muy cerca de la costa, esto se ha aprovechado para realizan observaciones y avistajes. Aunque existen normas que regulan esta actividad con el objeto de disminuir el impacto de nuestra presencia sobre las ballenas y su entorno; la mala regulación y falta de control están afectando su hábitat y modo de vida. Cada año, más de 100.00 personas se embarcan para avistar ballenas.

Hablamos de decenas de embarcaciones que diariamente se acercan a una distancia imprudente. Inclusive existen sitios de internet que venden excursiones para bucear con ellas y en las imágenes de promoción hay fotos de turistas recostados sobre los lomos de las ballenas.

Lo mismo sucede con los lobos marinos, pero en mayor medida, con la venta de excursiones de avistaje en kayak y buceo con éstos, que es considerado una gran atracción. Los turistas se sacan fotos abrazándolos y hasta besándolos.

La ley 2381 (1984-Argentina): PROHÍBE “toda actividad de acercamiento y/o persecución, navegación, natación y buceo, a cualquier especie de mamíferos marinos y sus crías”. Ademas expresa que “los buzos, nadadores y/o pescadores, deberán permanecer a una distancia no menos de 100 metros y queda expresamente prohíba toda acción que implique contacto físico con los animales”.

Esta ley vela por el cuidado y la preservación de estos animales y sus hábitats. Por falta de control por parte de las autoridades e imprudencia por parte de los trabajadores del turismo y los turistas, estas leyes no se cumplen convirtiendo las actividades en ilegales y afectando la vida de los animales.

Esta actividad genera gran parte de los ingresos de la provincia, que sin embargo daña el propio recurso que genera los ingresos, un destino de gran valor paisajístico y ecológico capaz de brindar una gran experiencia al visitante.